Diego Poderoso

Editor

Hijo del paraíso. Dicen que lo dejo todo para el final, yo digo que mejor hacerlo cuando vuelva de tomar unas cervezas. Vivo de okupa en la mansión Frank-N-Furter.