Un año más, el anuncio de Campofrío no ha dejado a nadie indiferente. Se ha convertido en uno de los anuncios más esperados para estas fechas, tanto o más como el de la Lotería o el de Freixenet (el que por cierto, este año repetirá con las protagonistas del mismo del año pasado, las chicas del equipo español de gimnasia rítmica).

source

Este año han querido dejar atrás spots pasados y aparcar el humor, tal y como hicieron en 2014 con Santiago Segura, Chiquito de la Calzada y Florentino Fernández entre otros. Y han seguido por la línea del spot del año pasado. Despertar,  que así se llamaba el corto publicitario, quería despertar los sentimientos y emociones de los espectadores con una historia de amor en la que el protagonista despierta de un coma y poco a poco, va redescubriendo las cosas por las que vale la pena despertar y levantarse de la cama cada día.

 

Estos anuncios podían gustar más o menos, despertar más emociones o dejar fríos a los espectadores, pero el de este año ha hecho que todos los españoles se dividan entre los que lo aman y los que lo odian. Esto está siendo una guerra similar a la que dividió España cuando se produjo la ruptura entre Bisbal y Chenoa.

Antes de seguir, os dejo con el para que vayáis sacando vuestras propias conclusiones:

“Hijos del entendimiento“, así han querido titular un anuncio en el que aparece una sucesión de parejas totalmente opuestas en cuanto a ideologías y que al final, se acaba descubriendo que son parejas reales que están casadas (o con una relación formalizada) y con hijos. Y para finalizar, aparecen los hijos de estos para dar a entender que a pesar de las diferencias entre nosotros, siempre tendremos la capacidad de superarlas si hay un sentimiento mayor que las gane.

¿Y por qué está España dividida? Porqué muchos lo ven algo hipócrita y falso. No creen que esas parejas realmente existan y que no sean actores, y también creen que son unos oportunistas por tratar temas políticos tan candentes como la tauromaquia, los manifestantes o la condición política.

giphy

 

En mi opinión, creo que deberíamos dejarnos de tantos prejuicios y dudas antes de juzgar un anuncio e intentar pensar en la cantidad de parejas reales que son así, se respetan y se quieren y les da igual las opiniones de los demás.

 

De Campofrío, me fío. 

No Hay Más Artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR