Desde hace ya algunos años la agencia de publicidad McCann ha dotado a Campofrío de un mensaje feminista en sus campañas de publicidad. Bajo el claim “Alimentando un nuevo modelo de mujer” la marca ha evolucionado en distintos anuncios que cuestionan nuestro modelo de sociedad.

El feminismo como tal es un concepto delicado, aunque sea triste, aún hoy es motivo de discusión y confusión entre la sociedad, por eso queremos aprovechar para recordar el significado correcto del término (según la RAE):

“Feminismo: Ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres”

Seguramente, tú ya conocías su significado; sin embargo, y muy desafortunadamente, el hecho de que la palabra empiece por fem-  hace que una gran mayoría de personas crean que esta ideología intenta invertir la situación actual y favorecer a las mujeres. ¡Error! Y grande.

¿Que nos pasa en Briefland hoy? ¿Vamos a dedicarnos a hablar de la etimología de las palabras?

whatttt

Para nada. Pero la introducción nos parecía imprescindible para sembrar la reflexión y la duda sobre la campaña de Campofrío para su producto Pavofrío.

Sus anuncios -al igual que la presencia del feminismo en la sociedad- han ido evolucionando, a veces de manera más acertada:

Y otras con mucha menos precisión (aunque algo de gracia):

Y este año, siguiendo con el mismo mensaje, pero dandole una vuelta más, han presentado el anuncio -ya muy viral – Deliciosa Calma:

Seamos honestos, el copy es realmente brillante, está cargadito de insights (si hombre, esa frase con la que piensas “cuanta razón”) porqué son verdades como puños. Además, el anuncio viste de un humor muy elegante y un reparto sorpresa, la unión de Carmen Maura, María Barranco y Rossy de Palma. Y lo que es más importante, acerca el concepto y aleja el conformismo desigualitario a un gran número de telespectadores.

¿Es este un nuevo modelo de anuncio? Probablemente no. No es la primera vez, ni será la última, que una marca intenta colárnosla se aferra a un motivo de peso (y de tendencia) para vender algo de manera un tanto incongruente. Hablando claro, el mensaje a simple vista es fantástico, pero… Oye, ¿no están dirigiendo un anuncio de pechuguita de pavo bajo en grasa solo a las mujeres?

yes

En el anuncio no aparece un solo representante del sexo masculino y la lucha igualitaria también la defienden muchos hombres, ¿o no? Ah, claro… Nos quejamos primero de la presión social pero luego el pavo (que sí, está rico y es saludable) que se lo coman las mujeres con la excusa de que es un alimento que reduce el estrés.

No intentamos rizar el rizo siendo demasiado exigentes. Se valoran y se agradecen los anuncios con mensajes tan importantes como este, pero eso no debe impedir que debamos aceptar que aún nos queda mucho por recorrer.

Eso sí, ¿a quien no le gustaría disfrutar de alguno de esos platos? Aunque solo sea por decir su nombre bien alto (y aumentar el postureo en Instagram, claro). ¡Es posible!

La campaña incluye una acción especial que convierte la ficción en realidad. Puedes tener la oportunidad de comer en el restaurante Deliciosa Calma o ganar otra relajante experiencia si Madrid te queda muy lejos. Solo debes entrar tus datos en la web de la campaña para Campofrío. La chef Susi Diaz ha ideado las recetas que siguen el guión original del anuncio.

Vamos a comernos juntos el sexismo y la desigualdad. Y si te quedas con hambre… ¿Te frío un huevo?

No Hay Más Artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR