Haters de la navidad y otros Grinch’s, esto no os va a gustar. O sí. La magia de la navidad siempre es un misterio pero en la publicidad ese misterio a veces desaparece un poco, por eso nos atrevemos con la Guía Básica del Anuncio Navideño con el mejor ejemplo, el spot de Wes Anderson para H&M:

Empezamos con la localización: cuánto más al norte mejor. Así, según la geografía, hay más amor navideño o menos. Nuestro pésame a los sureños (tenéis el verano ¿qué más queréis?)

Para el cuento romántico: Dinamarca, Suecia, Finlandia o Noruega y con un poco más de acción: Nueva York o el Polo Norte, que no podía faltar. Problema: no tengo un duro para rodar fuera.  Solución de Briefland: vete al bosque y compra porexpán y un buen ventilador. Y si no, fíjate en las excepciones más originales: Christmas Ad- brieflandmag.es

En navidad los personajes nacen solos, sin complicaciones: niños, niñas y los abuelos adorables envueltos en gorros, bufandas y orejeras. Si sus rostros son melancólicos mucho mejor (nota: con las pensiones que tienen los pobres no les costará). Si algo hay en los anuncios navideños es familia, aunque misteriosamente las que aparecen se suelen llevar muy bien. ¿Dónde están los cuñados?

captura-de-pantalla-2016-11-30-a-les-12-55-09

by Asda Christmas Advert 2016

¿Y qué pasa con el guión? Lo sentimos pero va a ser difícil tener una historia original, si quieres un auténtico anuncio navideño tienes que jugar con problema-solución: el padre que no llega a tiempo – los servicios de mensajería hacen llegar sus regalos a casa, la niña que no cree en la Navidad – una app le hará creer en la magia de nuevo. Y así, échale imaginación. Problema: estoy sin ideas nuevas. Solución de Briefland: siempre te quedará el tema universal, esa cena mágica que une a toda la familia.

Y por último el toque final, la música. Aquí tienes dos opciones: o comprar un buen villancico (la SGAE no te lo pondrá fácil) o animarte a componer: cascabeles, pandereta, violines y piano, una voz dulce y el tono muy épico para emocionar.

christmas lights brieflandmag.es

Y dirás, “No lo veo, ¿eh? Me ha quedado poco navideño…” Tranquilo hay solución: en tu fotografía deberían priorizar los tonos pastel. El verde el rojo y el dorado son siempre buena elección, sobre todo el dorado con purpurina. Añade luces de colores, nieve y toda la decoración que puedas: el árbol de Navidad, estrellas y bolas o gorros de Papá Noel.

Está bien, así leído parece un poco cutre. Luego viene Wes Anderson y crea este regalo llamado “Come Together”:

 ¿Creéis que “Come Together” sigue nuestra guía?

No Hay Más Artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR